Desde el cielo no se puede ver mi pueblo

Desde el cielo no se puede ver mi pueblo.

Hace falta tener los pies en el suelo para verlo.

Y si creéis verlo desde allí, en lo alto,

No vislumbrareis más que una mancha.

Si creéis que lo estáis viendo,

Perdonad que os diga que no es cierto.

Que lo que veis no son más que sueños.

Frutos de vuestros recuerdos.

 

Romped a llorar pues,

Pero no os lamentéis después.

Pues en los recuerdos nacen vuestros anhelos,

Y estos son siempre buenos.

 

Así pues, mi pueblo yace en mí,

Como yo nací de él,

Y siempre estará en mí.

 

Si quieres conocerlo, no dejes que te lo cuenten.

No lo mires de lejos, ni te entretengas por fuera.

Pásate dentro, míralo de cerca,

Porque los ojos nunca mienten.

 

 

De momento sólo te puedo contar…

Lo que yo siento, lo que yo sé.

Lo que yo aprendí de él,

Y lo que él me dio.

Anuncios

Publicado por

abaradoc

Vivo en Vitoria y soy un entusiasta de los buenos paisajes, y de las caminatas. Una de mis pasiones es la poesía, la cual plasmo aquí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s